miércoles, 4 de noviembre de 2015

NOTAS SILVESTRES EN NUESTRO CANARIO



ESENCIA SALVAJE EN NUESTRO CANARIO
 

Por Rafael Hedrera

Me gustaría dar un repaso a una nota del código que por su complejidad y estructura fonética, puede llevarnos a errores de apreciación y con ello al desconcierto a la hora de entender a nuestros canarios.
En este caso me voy a centrar en los Floreos de Riña o Sesgados, como también se les conoce por algunas zonas.
Tenemos que diferenciar dentro de este tipo de Floreos, dos modalidades:

1º- Floreos de riña dominantes 
              
Este tipo de Floreo posee mucha personalidad y nos da mucha información de los canarios que deciden introducirlo en su repertorio. Es un giro dominante y autoritario; el canario al emitirlo intenta trasmitir un claro mensaje a sus congéneres de  domínio territorial, intentando trasmitir  o comunicar  esta parcela esta ocupada ya y todo aquel que intente  invadirlo o pasar por ella, tendrá que rendir cuentas ante mí “. Los elementos mas destacados y que caracterizan este giro son la intensidad con que trabaja la emisión, su agresividad y el claro desequilibrio tonal entre vocales y consonantes, con claro domínio de las consonantes (R y J), sobre las vocales, desencadenando un sonido altisonante y rudo, alejado de lo musical y armonioso que exige el código. Al mismo tiempo debido a esa intensidad con la que se suele ser ejecutado, hace que se perciba en mayor o menor medida un sonido rasgado, roto o desgajado, en definitiva poco musical o armonioso, muy lejos de lo que nosotros intentamos obtener de ellos, que no es otra cosa que conseguir una canción más melódica y musical, trasmitiendo en ocasiones sensaciones desagradables al oído, proyectando hacia el exterior una imagen o situación de rivalidad territorial más que una canción musical en si. A continuación pondré algunos ejemplos de estas notas en estado puro:


En definitiva este tipo de floreos vienen a expresar, autoridad, agresividad, acometividad, provocación, mordacidad, territorialidad, intensidad, desproporción en volumen, pudiendo ser penalizados como faltas en la planilla, si quedara contaminada o afectada la musicalidad y armonía de la canción debido al giro.

Ejemplos onomatopéyicos

RRRrriiiIIIiirrjjjjJJiíííÍÍjjjj
JrrJjaaiijjíjjrj  ---- jrrjreeijjrRRRiiííírrrRRRiiiuu             AL ANTOJO DEL PAJARO

   Consonantes
       R  r  J  j   
                    
           Vocales
A-a  E-e  I-i  O-o  U-u
 
          
  
2º- Floreos de riña suaves

Este tipo de floreos, si pueden convivir en una misma partitura conjuntamente con otras notas musicales, incluso llegar a generar que se den los tres elementos imprescindibles para crear música (ritmo-melodía-armonía), por lo que su presencia en la partitura seria permisiva y positiva, siempre que el canario no la emita de forma excesiva, ni que el pájaro descanse mucho en ella, ya que entonces nos encontraríamos ante una nota básica en su repertorio, perdiendo gran parte de su atractivo y belleza musical como nota silvestre, restando valor y calidad en su canción y, perdiendo esa sensación de dulzura salvaje que la caracteriza y diferencia de las demas.
Su presencia en el repertorio tiene que ser ocasional y esporádica, sin orden ninguno en la canción, ya que su valor musical radica en la espontaneidad y ese matiz silvestre que aporta a la canción, siempre situada entre las tonalidades medias –altas, sin llegar a la estridencia. Debido a las consonantes que la componen, este tipo de notas son peligrosas, ya que su ritmo de emisión es precipitado y pueden degenerar en sonidos continuos no deseados, como rodadas, timbres metálicos, prolongación de silabas degenerando en continuidad y enlaces no deseados con otras notas similares. Al mismo tiempo dependiendo de la vocal que intervenga en su composición, puede situarse en tonalidades diferentes situándolas en un escenario poco deseado, como sonidos rozados  e incluso acabar en rascadas o sonidos malsonantes, influyendo en su valoración final.
Para que esto no ocurra tiene que existir un equilibrio constante entre consonantes y vocales, en una misma altura tonal, con un ligero predominio de las vocales sobre las consonantes, para una mejor dicción, vocalización y articulación, trasmitiendo ese atractivo sensacional de sonoridad dulce y suavidad melódica,  resultado diferente al sonido percibido en modalidad dominante.
A continuación pondré algunos ejemplos de estas notas en estado puro:


          Ejemplos onomatopéyicos

rÍrÍrÍrÍrrÍÍÍÍrrriuuUUui                       
rUUrrUrUiííÍrrriiÍÍÚÚuu                                            AL ANTOJO DEL PAJARO    
rrrrAaArrÍÍÓUÍÍrrriririririUUÍ
         
  Vocales
A-a  E-e  I-i  O-o  U-u

   Consonantes
         r  
Posible  “L”                    

A veces, debido a la dulzura que intenta imprimir el canario a este giro, va jugando con la nota a su antojo, intercalando entre las consonantes  “r”  una consonante de menos carácter como es la “L”, quedando de la siguiente forma:    rÍÍrrirLrIIrIrLLllLríÍriuÚ, creando algo de confusión entre los criadores, ya que la consonante “L”  por sus características tan especiales, está muy presente en las sonoridades acuosas, imprimiendo con ello un ligero matiz de sonoridad acuosa a dicho Floreo, siempre en segundo plano y sin quitar identidad al propio giro, conjugando las sonoridades metálica- hueca y acuosa, trasmitiendo con ello un sonido bello y musical similares a los emitidos de forma excepcional por el Ruiseñor.

DIFERENCIAS ENTRE LOS DOS TIPOS DE FLOREOS

Básicamente su diferencia radica en la forma de trabajar la emisión, factores como la intensidad, dureza de las consonantes  que la integran, fluidez en su vocalización, equilibrio entre consonantes y vocales, agresividad, ritmo, sostenimiento de la nota en el tiempo, suavidad y dulzura, modulaciones……por destacar algunas, pero la más importante de todas y la que mejor resume la diferencia entre las dos para identificar una u otra, es:
“Esta nota cuando sea emitida por el canario en forma de sonido musical, tiene que trasmitir a la persona que la escuche sensaciones de deleite, libertad y esencia salvaje, provocando emociones y asombro”.

UNIDAS POR ALGO EN COMUN

Una vez detalladas algunas diferencias entre ellas, me gustaría resaltar y puntualizar que los dos tipos de Floreos en riña, independientemente de la modalidad empleada en su emisión, su presencia en la canción tiene que ser puntual y esporádica, al mismo tiempo sin orden en la canción y sin buscar el protagonismo en ningún momento de la partitura.  Dependiendo de la aportación prestada a la canción como nota musical positiva o  negativa, afectará a la puntuación final obtenida por el ejemplar, sumando o restando en la planilla valor musical.


                                                                                             FLOREO SILVESTRE "NOTA MUSICAL"

Una nota musical puede ser entendida como el elemento más básico y primordial del sonido y de la música. La nota musical es el elemento a partir del cual se arman las diferentes melodías y armonías en la música ya que cada una de ellas representa un sonido particular e indivisible que, puesta en conjunto con otras, arma un sonido más complejo y duradero. Las notas musicales son elementos abstractos, pero se representan de manera simbólica en los pentagramas para que puedan ser leídas e interpretadas por los músicos.



Con esta pequeña aclaración de nota musical, creo que seria injusto por nuestra parte como criadores, amantes de la música y complejidad, el no valorar este tipo de sonidos

( floreo silvestre), siempre que  se manifiesten con musicalidad, incluso roza lo insensato el plantearse la exclusión de nuestro código, seria una ofensa hacia nuestro canario, y un  menosprecio a este tipo de sonidos primitivos, ya que son un dato musical evidente de la evolución y dominio que nuestro Timbrado a sufrido en el transcurso del tiempo.
Como cualquier otra nota del código de canto establecido, podrá tener más valor o menos valor, de una forma extrinseca o intrinseca, con más complejidad o menos, carente o no de musicalidad, ateniéndose siempre a la capacidad musical que posea el instrumento que emita el sonido, dependiendo de todo ello, se obtendría mas o menos valor y se aportaría más o menos calidad a la partitura, pero lo que me resulta sorprendente es, que se quiera hacer desaparecer sonidos musicales de origen primitivo en una especie o raza, cuando en otras aficiones cuidan y miman todo lo que pudiera relacionarlos con un principio y origen, incluso hasta el punto de ser reconfortante.

Bueno me gustaría terminar manifestando que todos los artículos en los que trabajo, siempre los hago desde un punto de vista personal, basándome en mis experiencias propias y, nunca con la intención de ofender ni menospreciar a nadie ni a nada, y si alguien resultase molesto por mis comentarios, le pido disculpas de antemano. Con este artículo no quiero trasmitir que este en posesión de la razón, seguramente se hayan quedado cosas por el camino, pero con ello solamente busco transmitir un sentir personal de lo que pienso y compartirlo con el aficionado que desee impregnarse de ello.


                                                               Rony.-   Algeciras a 4 noviembre de 2015

No hay comentarios: